Ser autoexigente con la Imagen frente a no serlo ¿Qué es mejor?

ser-autoexigente-con-la-imagen-frente-a-no-serlo-que-es-mejor

Hace unos días por Instagram os empecé a hablar de este tema tan común en Imagen, pero ¿Qué crees que es mejor? ¿Alguna vez te habías parado a pensar esto? La verdad es que es un tema muy importante y más cuando por una autoexigencia desmedida en el cuidado de la Imagen o de cualquier otro tema, puede causar trastornos emocionales y de personalidad bastante complicados.

 

Sin querer meterme en el trabajo de los psicólogos, es cierto que a través de los servicios de Asesoría de Imagen con los que he ayudado a centenares de personas, detecto en ocasiones un alto nivel de autoexigencia con la Imagen pero otras veces, necesitamos serlo y también nos faltan herramientas. Así que hoy, compartiré contigo trucos que te ayudarán a no ser tan autoexigente y si no lo eres nada, a cómo integrarlos en tu día a día: 

¿Cómo dejar de ser tan autoexigente?

 

Cuando lo eres se detecta porque, es muy fácil tener episodios de estrés y ansiedad por una mala elección de vestuario en un momento importante para ti, o otras situaciones. Entonces, dejar de serlo, te permitirá hacer un montón de cosas pero, llevando una vida más serena.

 

  • No te agobies si te equivocas

 

Aunque no te lo creas, hasta los empresarios o personas que puedas admirar, se equivocan. La buena noticia es que será de los aprendizajes más interesantes, si lo sabes mirar con perspectiva.

 

  • Márcate objetivos realistas

 

Es importante marcarse fechas de finalización pero, vale la pena fijarlas con margen de tiempo por cosas que puedan surgir.

 

  •  ¡Date algún capricho entre objetivos! 

 

Cada vez que termines una de esas tareas importantes que te habías marcado, haz algo que solo a ti «te llene» (hacer alguna actividad que te guste, comer algo rico que no te haga daño, visitar a un familiar que te cargue pilas…)

 

  •  ¡Introduce la palabra «no» en el diccionario!

 

Es imposible llegar a todos los proyectos que nos proponen o trabajos que nos exigen. Nuestra cabeza también necesita descansar y coger en medio pequeñas tareas que nos hagan seguir produciendo pero, dando espacio a otras más tediosas.

 

 

ser-autoexigente-con-la-imagen-frente-a-no-serlo-que-es-mejor

Pero, ¿Y si no eres autoexigente?

 

Porque claro! la autoexigencia que no es alarmante es necesaria también para mejorar y solucionar problemas en nuestro día a día. Y hay también personas que, necesitan incorporar buenos hábitos para serlo:

 

  • Comprometerse en terminar las tareas
  • Ponerse retos en forma de fechas límites
  • ¡Deja de ponerte complicaciones! Y piensa en cómo mejorar cada proyecto o trabajo que hagas. 
  • Observa un problema como reto  y no como un problema mayor. 

 

Espero haberte ayudado y ya sabes que, para comenzar a ser autoexigente o no con tu manera de vestir, (eso que te hace transmitir continuamente aspectos de tu personalidad) siempre puedo ayudarte.

 

 

Asesoría de Imagen y Personal Shopper Valencia Loles Romero / Le Maniquí
¿Y si me dejas un comentario?
A mí me encantaría que lo hicieras para sentirte un poco más cerca.

Si te ha gustado, ¡compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

siete + siete =

Enviar