Lo bueno y lo malo de la Navidad

Hoy no habrá sección de ¿Y tú qué te vas a poner hoy? pero para los más despitadill@s deciros que la adelantamos al lunes. 😉

Pues considero que el día de Navidad es lo suficientemente importante como para no eclipsarlo con ninguna otra cosa que no sea hablar de la Navidad. Por cierto, ¿Qué os parecen estas fechas? ¿Soléis hacer algo diferente?

Lo-bueno-y-lo-malo-de-la-navidad

Estaréis conmigo que son unas fechas que o tienes unas ganas locas de que pasen lo más rápido posible o te encantan y las disfrutas a tope. ¿En qué lado os encontráis?

Para mí son unas fechas bastante tristes porque desde hace muchos años me faltan dos grandes pilares en mi vida. Y aunque me parece una época preciosa no puedo disfrutarlas como me gustaría. ¡Cosas que pasan! Seguro que más de un@ que estáis leyendo ésto me comprende perfectamente. 

Lo-bueno-y-lo-malo-de-la-navidad

Y recordando parte del título de este Post, para mí lo malo de la Navidad es “el amor que envuelve a todo el mundo”. De verdad… ¿Qué es lo que ocurre en estas fechas?

Hay algo que personalmente no comparto con ese espíritu de hospitalidad, buen rollo y amor incalculable por los demás que parece que se apodera de algunas personas en estos días.

Considero que no hay intentar ser mejor persona “sólo porque es Navidad” (y con ésto no quiero decir que quiero que la gente sea mala persona… ya me entendéis)  Pero hoy, 25 de diciembre no es menos importante que el miércoles pasado ni que el anterior.  Soy de la opinión que, las cosas hay que hacerlas cuando de verdad se sientan y no dejarse llevar por unas fechas determinadas.

Lo-bueno-y-lo-malo-de-la-navidad

Lo-bueno-y-lo-malo-de-la-navidad

Lo-bueno-y-lo-malo-de-la-navidad

Y hecha esta pequeña reflexión, os dejo con unos árboles de Navidad que me encantan y encima bastante fáciles de hacer en un DIY. Y con unas cuantas fotografías muy navideñas que son de mis preferidas… ¡Ya me diréis qué os parecen! 

Lo-bueno-y-lo-malo-de-la-navidad

Lo-bueno-y-lo-malo-de-la-navidad

Lo-bueno-y-lo-malo-de-la-navidad

Lo-bueno-y-lo-malo-de-la-navidad

Lo-bueno-y-lo-malo-de-la-navidad

Lo-bueno-y-lo-malo-de-la-navidad

Lo-bueno-y-lo-malo-de-la-navidad

Lo-bueno-y-lo-malo-de-la-navidad

Lo-bueno-y-lo-malo-de-la-navidad

Lo-bueno-y-lo-malo-de-la-navidad

Lo-bueno-y-lo-malo-de-la-navidad

Lo-bueno-y-lo-malo-de-la-navidad

Lo-bueno-y-lo-malo-de-la-navidad

Lo-bueno-y-lo-malo-de-la-navidad

Lo-bueno-y-lo-malo-de-la-navidad

Lo-bueno-y-lo-malo-de-la-navidad

Lo-bueno-y-lo-malo-de-la-navidad

Lo-bueno-y-lo-malo-de-la-navidad

Lo-bueno-y-lo-malo-de-la-navidad

Lo-bueno-y-lo-malo-de-la-navidad

Lo-bueno-y-lo-malo-de-la-navidad

Lo-bueno-y-lo-malo-de-la-navidad

Y como “A  nadie le amarga un dulce” voy a dejaros con estas dos últimas fotografías con las que espero no haberos abierto mucho el apetito. Y si es así no pasa nada, las navidades están para saltarse un poquito las dietas. 😉

Un abrazo muy fuerte para todos y una…

 ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ¡¡¡Feliz Navidad!!!! ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ 

Asesoría de Imagen Valencia Loles Romero

Lo bueno y lo malo de la Navidad